lunes, 29 de diciembre de 2008

De comida en la sierra

El domingo me acerco a Piñuécar, a 82 kms de Madrid por la carretera de Burgos, en plena sierra. Por fin puedo volver a respirar aire puro, caminar un poco, ver la nieve, comer y compartir con los amigos y disfrutar de un día en la naturaleza.

Paisaje con las montañas nevadas al fondo


Susana, Raúl y Paloma de ruta por los alrededores

Piso la nieve ¡qué gustazo! De nuevo caminando por el campo


Casa típica de la zona


Restaurante "La vaca gandula", donde nos pusimos hasta arriba, con la tranquilidad de que no había apenas gente en el establecimiento. Sólo faltaba que hubieran encendido la chimenea


El área recreativa del pueblo tenía este hermoso aspecto invernal


Otra vista del área recreativa, con el banco rodeado por la nieve. Era curioso comprobar que no había nadie por las calles, ni adornos navideños, tan sólo un señor que nos puso al corriente de las desavenencias del lugar, a pesar de contar sólo con 43 habitantes


Este árbol aún mantenía las hojas secas

jueves, 25 de diciembre de 2008

Copiosa Nochebuena

Estos días es para tener un buen estómago y poder digerir todo lo que pasa por delante de la mesa. El día de Nochebuena se tira la casa por la ventana y como lo que no zampo el resto del año. Éste es un muestrario de lo que había, y todavía faltan cosas, como la sopa de marisco, el salmón ahumado, el pulpo a la gallega y otros platos que seguro se me olvidan. Tampoco aparecen las bebidas: vino blanco, vino tinto, refrescos, sidra y champagne.

Mi sitio en la mesa familiar


Empiezan los entrantes. Anchoas ahumadas con pimientos asados caseros


Paté de oca, de pato, de pimienta y queso roquefort, para untar en panecillos tostados


Gambas al ajillo


Cigalas cocidas en casa


Centollo


Buey de Mar


Almejas a la marinera


Tabla de ibéricos


Langostinos tigre y normales, con la cigala, ya en mi plato


Cordero lechal asado


Cochinillo asado


Ensalada de escarola para acompañar las carnes


Postre: tarta de queso y frutas en almíbar


Chocolatinas y bombones


Pasteles de yema de mazapán, piñones, monedas y huevos de chocolate


Lenguas de gato


Surtido de turrones: Alicante, Jijona, de yema, de fruta, de trufa y mazapanes

lunes, 22 de diciembre de 2008

Árboles navideños

He visto numerosos adornos navideños por todo Madrid, pero me quedo con estos curiosos árboles del centro cultural La Vaguada. Luminoso blanco y azul en la noche, rama por rama, flor por flor.



martes, 16 de diciembre de 2008

Lo que cuesta ir al cine

Red de mentirasY no lo digo por los 7 euros, que también. Sesión de las 22h. un lunes festivo. Llego y toda mi fila está ocupada por gente. Han apagado las luces, están echando los anuncios, así que me toca ponerme en el pasillo de detras a amonestar a la peña para que se levante. Sólo admiten estar mal sentadas tres personas, me coloco en ese hueco, pero continuo sin estar en mi butaca numerada. Bueno, vamos a pasar esto por alto, que la peli es de Ridley Scott, "Red de mentiras" y seguro que mola. A los cinco minutos de empezar la película, llega por ahí otra pareja a la que le sucede lo mismo, sus asientos están ocupados y se arma bulla hasta que se soluciona la situación. Despiste en el comienzo de la peli, porque ya no te enteras a la perfección como si estuvieras completamente atenta.

Film trepidante, de acción, espionaje internacional, terrorismo islámico, CIA y servicios de inteligencia por todas partes. Resulto estar yo más rodeada que Leonardo di Caprio: delante una pareja que no hace más que darse besitos, a mi derecha otros dos arrejuntadísimos y dándose más ósculos, a mi izquierda, una pareja de señores de mediana edad comiendo palomitas. Me pregunto quiénes de todas estas personas van a ver realmente la película.

Sobre todo medito sobre el tema del besuqueo que me saca de quicio, y no por envidia, sino porque me encanta el silencio en el cine: no soporto que hablen, que hagan ruidos con comida u otros objetos, que me den patadas en el asiento, que tapen con el cabezón la pantalla, que emitan olores nauseabundos...En fin, todo eso que he aguantado a lo largo de mi vida y que te quita las ganas de acudir a la sala oscura. En esta película no hay ni una sola escena de sexo ni casi amorosa, ¿cómo pueden estar venga muacs muacs y muacs? Si quieren estar calentitos y dándose el lote, al menos que se metan en la pastelada de turno, pero no en una de acción.
Entono un mea culpa si alguna vez en el pasado fui así de "babosa", porque apenas lo recuerdo, quizás sí, pero han debido ser muy contadas ocasiones, porque al cine voy a lo que voy, a ver la película.

martes, 9 de diciembre de 2008

Pestañas

Se acercan las fiestas navideñas y hay que ponerse mona, aunque para ello haya que invertir en un buen rímel que usaré sólo de vez en cuando. Afortunadamente mis pestañas son negras, largas y rizadas, así que veré qué milagro realiza Lancôme "Virtuose máscara longitud y curvas divinas" de 25 euros. Imagino que con que no se queden pegotes como con otras marcas más baratas, me conformo.

11/12/2008.- La compra ha sido un absoluto fracaso. Me lo aplico y deja las pestañas apelmazadas, con bolitas en las puntas, todo en plan mazacote, y fatal. Lo arreglo como puedo y salgo a la calle. No solo a nivel estético ha resultado un fiasco, sino que al levantarme por la mañana tenía los ojos super irritados, en plan derrame, y al regresar a casa y mirarme bien, lo que noté es que ¡se habían "quemado"! Las pestañas son más cortas, es como si me hubiera dado una alergia o corroído ciertas partes, ya no están tan espesas y largas. Lo que me faltaba, a pasar las Navidades "sin" pestañas :( Es un aviso divino: "cuando tienes algo bien, no lo toques". Lo único positivo es que he logrado que me devolvieran el dinero. Si estuviéramos en USA, ya había conseguido una indemnización millonaria.

22/12/2008.- El tema ha seguido coleando, hasta que hoy fui al oftalmólogo. Sequedad de ojos, no lagrimeo bien y tengo que echarme dos tipos de gotas durante dieciséis días. Le pregunto y sí ha podido ser causado por el rímel. Qué navidades mas "blancas" voy a pasar con tanto colirio.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Lenguaje universal

Apresuraba el paso porque llegaba muy justa a la rehabilitación. Delante de mí iban tres niños chinos, uno más mayor de unos ocho años en el medio, y en cada mano dos más pequeños, un niño y una niña de entre tres y cuatro. Van hablando en chino. El pequeñito, que lleva una magdalena en la mano, tiene los pantalones medio caídos y termina tumbado en el suelo, llorando. Su hermano intenta levantarlo pero no puede con él. Me acerco institivamente, sonrío, elevo al chiquitín mientras su hermano le sube los pantalones. Le doy unas palmaditas en el pompis y le digo cariñosamente: "claro, así, que no puedes ir con el culete el aire" :) El mayorcito susurra: "gracias". Les vuelvo a sonreir y acelero el paso, mientras les digo adiós con la mano. De repente, miro hacia la derecha, y veo que el pequeñajo iba paralelo a mí, se había adelantado a sus hermanos y corría a mi lado mirándome con una gran sonrisa, enseñando sus perfectos dientes de leche, mientras la magdalena permanecía intacta en la mano. Me quedo mirándole: "ay, que tengo mucha prisa, bueno venga". Esperamos a que lleguen sus hermanos que iban un poco más atrás. La niña lleva un enorme papel con un rey mago dibujado; dentro del cuerpo de la figura, la profesora ha escrito un texto de buenos deseos para que pidan lo que quieran. Lo leo en alto y les digo: "qué bonito, esto está genial, así los reyes os traerán muchas cosas". Devuelvo el papel sin parar de sonreirles. Le pregunto al niño mayor quién es más grande de los pequeñajos, y responde algo que no escucho bien, pero que no resulta coherente con lo que pregunto. En ese momento me doy cuenta de que no entienden bien español. No importa, seguimos con las sonrisas. Sólo llevaba un caramelo, y se lo doy al chiquitín, diciéndole a los otros que me perdonaran, pero que no tenía más, que otro día traía y les daba a todos, mientras les hacía una caricia a cada uno en la cabeza. Les digo adiós de nuevo con gestos, responden al saludo, muchas sonrisas, acelero. Me doy la vuelta cada poco, agitando la mano, se despiden con una gran sonrisa continuamente. Cruzo la calle, y desde el otro extremo, echo una ligera mirada, pensando que van a su bola y ya no están pendientes de mí. La preciosa niña me seguía con la vista. Volví a apresurarme.

Ya no se ven niños que regresan solos del colegio, parecían los de nuestra generación en los años 70, cuando el hermano mayor se encargaba de los pequeños, llevándolos y trayéndolos. Hoy en día todos los menores van con algún adulto, en este caso parecía que el trayecto del cole a la tienda de todo a un euro era corto, pero se puede complicar de la manera más tonta. No quiero imaginar lo que podría sucederles si topan con alguien malintencionado :(

Y lo que más me alucina, es la importancia del lenguaje no verbal: el cálido tono de la voz, el tacto, el contacto suave, las sonrisas, las miradas, los gestos...Nos enseñan la palabra como máximo exponente de la comunicación, y relegamos a un segundo plano otras formas igualmente válidas, que en ocasiones resultan más eficaces.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Naturaleza en la ciudad

Llevo ya mucho tiempo de rehabilitación, así que no he podido hacer senderismo ni las otras actividades campestres que tanto me gustan. Bastante desánimo en general, incluso con el blog, que lleva parado casi un mes. A pesar de todo, las pocas veces que salí a caminar, me solía fijar en la naturaleza que asoma en la gran ciudad; ya que no podía ir a visitarla en todo el esplendor de las montañas, me venía a saludar entre rascacielos y asfalto.


Fuego y agua. El sol se refleja en el estanque del parque Norte, y parece que quiere ligar con el chorro de agua



Centro con margaritas en pleno noviembre, a la salida del centro comercial Madrid 2



Mucho rojo en estos meses. Las hojas de los liquidambares a punto de caer, tienden a la "izquierda" :)

Árboles, arbustos y enredaderas por encima de este curioso muro


Arbustos rojizos (berberis) en la avenida Príncipe de Asturias, ruta de regreso cuando los dolores no me mataban y podía andar despacito desde la clínica


Bayas rojas de piracantha
Gracias a BertilM por ayudarme con el nombre de las especies

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...