martes, 19 de mayo de 2009

Chau Mario

El domingo por la noche entré a mi blog y eché un vistazo rápido a las noticias que se cargan en el margen izquierdo, y justo vi el titular: "Fallece Mario Benedetti". Sentí una profunda tristeza, que se fue mitigando cuando cogí el CD y escuché su voz recitando sus poesías, que se ha ido diluyendo a medida que he recibido emails de amig@s con sus poemas y escritos, que se va desvaneciendo cuando veo sus videos en youtube, sonriendo, declamando, estando...

Hasta que Don Mario no llegó a mi vida, no entendía la poesía, era un género que no me interesaba, que no comprendía, al que sólo me había acercado de pasada a través de la sencillez de Bécquer. Una persona especial me lo mostró (a veces las mejores cosas de la vida tienen que venir de mano de otros), y en este caso, fue todo un hallazgo entrar de lleno en los versos y sacar algo en claro, no sólo comprender, sino emocionarme, compenetrarme con los demás a través de sus palabras, ideales, pensamientos y forma de sentir apasionada. Aún sin conocer al resto de escritores que deben estar esperándome con gratas obras, no dudo en calificar a Benedetti como mi poeta preferido, mi poeta de cabecera.

Cuando tuve el placer de conocerle en la presentación de un libro en la Casa de América el 8 de septiembre de 1999, no imaginaba que sería la única y última vez que le vería. Era el día de mi cumpleaños, y después del acto, la gente, como es natural, se agolpó para pedirle autógrafos. Apenas pude sacar mi libro "El amor, las mujeres y la vida" y decirle que me firmara en "Como siempre", una hermosa poesía dedicada a una chica en su cumpleaños. Ese día era el mío. Después de decirle mis sentidas palabras de elogio, le pregunté si tenía correo electrónico, pero me faltó el valor para preguntarle la dirección :).

Durante todos estos años me ha acompañado, siendo redescubierto en las canciones de Serrat o al leer sus preciosos cuentos. Me queda aún la novela, así que es lo bueno de no poder abarcar todo, y la forma en que este ser bueno, único y especial continuará vivo: a través de su literatura, y de todos los corazones que seguiremos recordándole, evocándole y amándole por toda la eternidad.

Los uruguayos dan el último adiós a Benedetti en un día gris y silencioso


No te salves

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Video de la película "El lado oscuro del corazón", donde aparece "No te salves" en la voz de Darío Grandinetti y después Mario Benedetti recitando en alemán "Corazón coraza"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...