jueves, 10 de diciembre de 2009

Entre la niebla

Había ido de senderismo con frío, lluvia, nieve, pero creo que nunca con esta niebla que cubría el cielo de Canencia el día de la Constitución.

La tarde en la estupenda casa de la sierra de una amiga, con sofá, mantita por las piernas, radiador y divertida tertulia, más café final en el bar con menos humo del pueblo, para los anales de la historia de las salidas al campo :-P.





9 comentarios:

  1. Me encantan los bosques con niebla, y esas sensaciones que no salen en las fotos.

    PD: ¿bares con humo? ¿no será que también había niebla...? XD

    ResponderEliminar
  2. A mí ir sola me daría un poco de yuyu, pero las sensaciones son estupendas acompañada :D

    El tema de los bares es algo aparte, en general sí, se había colado niebla por allí. Entramos en dos, y a los 20 segundos, dije: "no puedo aguantar aquí, me asfixio", así que en los siguientes entraba sólo yo y daba el veredicto de si podíamos quedarnos o no :)

    ResponderEliminar
  3. Sin duda la niebla da un aura de misterio a esos bellos parajes haciendolos parecer lugares "magicos"...
    Buen reportaje bella amiga :)))

    ResponderEliminar
  4. me muero de envidia :( yo quiero ir ahí!!!

    ResponderEliminar
  5. Me gustan más las nieblas en los encinares, pero igual está bien, y por supuesto en los bosques del N de España... espero que no te helases.

    ¿Nevó por allá? Aqui apenas...

    ResponderEliminar
  6. Bertil, no sentí frío, iba bien abrigada :-) y no nevó, supongo que a partir de mañana veremos otro paisaje quizás más blanco por la ciudad.

    ResponderEliminar
  7. Me había pasado por alto esta entrada :( La segunda foto me ha dejado con la boca abierta, me parece preciosa... Cuánto debes disfrutar!!!

    ResponderEliminar
  8. Molan las fotos. Los 'bosques' con niebla me encantan.

    En una ocasión que fui con los de la facultad de Historia de excursión nos llevaron a un monte muy chulo. No había niebla al llegar, sino que apareció de repente, después de dispersarnos todos por ahí y alguna gente se acojonó porque literalmente se había perdido.

    ResponderEliminar
  9. Mi última excursión de senderismo ya en pleno verano de este año, en el puerto de Navafría a Pico Nevero, empezó a llover y a cerrarse la niebla de tal manera que nos tuvimos que dar la vuelta por peligro de perdernos, pues no íbamos a pasar por caminos marcados, sino campo a través, una decisión acertada del amigo que guiaba.

    Espero que la gente medio perdida pudiera regresar, a mí me causa respeto ir a la montaña, y más con este tipo de sorpresas :S.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...