domingo, 26 de abril de 2009

Madrid desde la azotea

Con motivo del Día del Libro, el Círculo de Bellas Artes de Madrid abre sus puertas para visitar la azotea. Unas maravillosas e inesperadas vistas desde lo alto, como a vuelo de pájaro. Mis ojos no están acostumbrados a esta perspectiva, así que la ciudad parecía otra.

El miércoles 22, en una maravillosa tarde primaveral, con un sol espectacular y un cielo azul despejado, mi amiga Rosa y yo nos paseamos por allí, preguntándonos qué edificios eran algunos de los que divisábamos, pues no los reconocíamos desde las alturas. "¡Anda, eso debe ser el Congreso!¡Y todo eso el Banco de España! ¿Has visto que terraza tiene aquél tío montada en pleno centro, con esas plantitas y rejas verdes?¡El pirulí! ¡Pues qué guay, desde aquí no vemos la cuatro torres horrendas Business Area de la Castellana jijiji! ¡Fíjate cuántas iglesias se divisan!¡Aquel ascensor debe ser el Reina Sofía!". Después nos sentamos allí a charlar un buen rato, envidiando las super cámaras que llevaba la gente, que les permitirían hacer estupendas fotos, y no las modestas que salían con mi móvil.

Vista hacia Cibeles: el Palacio de Telecomunicaciones, antiguo Correos, que ahora será la sede del Ayuntamiento. Al fondo el "Pirulí", Torre España


La calle Gran Vía y el Palacio de Buenavista, sede del Ejército de Tierra, que tiene una magnífica arboleda


Rosa mirando desde la azotea


La calle Gran Vía, dirección hacia Plaza de España

Rosa quería participar en la actividad que llevan trece años realizando, la lectura de El Quijote durante tres días, y nos fuimos al salón donde la gente leía en directo y se conectaba con el Instituto Cervantes de otras ciudades del mundo. Ella se quedó en la cola y yo me senté en primera fila. Cuando habían leído dos o tres personas y otra desde Egipto, salió un grupo de teatro, que sin ningún escenario ni apenas utensilios, interpretó muy bien un pasaje de la obra, en concreto cuando Don Quijote y Sancho Panza se encuentran a un comisario y a otros guardianes de la justicia que escoltaban a un grupo de presos condenados a remar en las galeras. Me gustó mucho la interpretación de estos jóvenes: me reí bastante con las desventuras del pobre caballero de la triste figura, que a pesar de sus nobles ideales, termina siempre de mala manera.

Como a Rosa le comentaron que le quedaba al menos una hora aún en salir a leer, lo dejamos para otra ocasión, y nos bajamos a la cafetería de El Círculo. Nos pillamos un par de trinas y nos lo llevamos a la 2ª planta, con algunas dudas de si nos dejarían pasar, pues aunque el vaso era de plástico, parecía que llevábamos un cubata, y claro, en un sitio tan "cultural y serio", solo nos faltaba el cigarro para parecer que nos íbamos a poner a hacer el chorra estilo Faemino y Cansado :).



Al abrirse el ascensor, aparecimos directamente en la sala donde había una obra de teatro de humor surrealista y muy divertida, a cargo del Grupo de Teatro de la Universidad Carlos III de Madrid: Farsas maravillosas de Alfonso Zurro. Afortunadamente no nos dijeron nada del vaso, es más, parecía que pegábamos con el escenario, inundado de rollos de papel higiénico (¡juas!), y nos pusimos otra vez en primera fila, participando activamente en la obra, coreando cuando nos lo pedían los actores y riéndonos mucho con la historia de un hombre que quiere volar, con la ridiculización de una tragedia griega o las peripecias de una niña que nace araña y se enamora de un nazareno.

sábado, 25 de abril de 2009

Explotar burbujas

Siempre me ha relajado explotar las burbujas de aire que vienen envolviendo objetos delicados. Me desestresa ir apretando una a una, o bien hacer la típica "metralleta", retorciéndo el trozo como si escurriera una bayeta, haciendo que exploten muchas a la vez.

Cuando recibo un sobre acolchado de correos de algún envío, siempre me quedo con las burbujas, y mientras miro la TV o estoy simplemente sentada, me pongo a la tarea. En esta ocasión, acudí con una amiga a una tienda de pinturas; ella fue a comprar 5 metros para proteger unas ventanas que iban a cambiarle en casa, y yo le pedí al señor que me cortara un pedazo más pequeño, aunque al pagar, me lo regaló, así que por el metro ya iba haciendo los soniditos, que por otro lado parecen ventosidades :P. La gente me miraba, y a ratillos me cortaba, pero cuando llegué a casa, no dejé burbuja con "cabeza". Además se estimula el tacto: cuando ya tienes casi todo terminado, los dedos van buscando alguna que se haya escapado, para romperla aún con más gustirrinín :).

lunes, 13 de abril de 2009

Ladrón de guante blanco

Pedaleaba en el gimnasio, y como el ruido de los vídeos era tan atronador que no podía oir mi propio MP3, cogí el "Hola" y me puse a echar una ojeada. Me llamó la atención la página que le dedicaban a este personaje.

Se trata de un asturiano nacido en Gijón que se había dedicado a saquear más de ochenta mansiones en la zona de Los Ángeles, con total limpieza, sin víctimas, sin violencia, y que a pesar del suculento botín que obtenía, continuaba viviendo en una furgoneta.

Ignacio Peña del Río, que así se llama el "James Bond de los ladrones de California", llegó a Estados Unidos para estudiar en la Universidad de San Diego, y terminó robando. Con 34 años había conseguido reunir más de 16 millones de dólares, y aún así, afirmaba que no lo hacía por necesidad, sino por la adrenalina que "descargaba en cada asalto". Y puede que fuera verdad, pues provenía de una familia acomodada que aterrizó en USA para desarrollar sus conocimientos sobre artes marciales.

Actuó durante dos años, de 2004 a 2006, y en ese tiempo, tuvo en jaque a la policía y al FBI, hasta que fue arrestado y hasta ahora lleva cumplida un 40% de su condena. Cuando la termine, será deportado a España.

Este caso resulta realmente "romántico", a pesar de que se trate de un delito, te identificas en cierta forma con el autor de los hechos: alguien que roba a los que les sobra, que no hace daño a nadie y despliega todo su ingenio para salir airoso de cada intentona, practicamente con la única ayuda de un destornillador y su inteligencia. Otra forma de "triunfar" en Estados Unidos, una manera diferente de "sueño americano". Y claro, lo de que sea compatriota, le da un toque aún más gracioso al asunto. Hasta se me aparecen imágenes de la película de Hitchcock con el careto de Cary Grant en "Atrapa a un ladrón" (aunque las fotos que he visto del chaval no tienen nada que ver con el galán cinematográfico).
Y es que quién no ha soñado alguna vez con llevar una vida diferente, intrépida, viviendo al límte, al margen de la ley, emulando a todos esos "canallas" fascinantes que aparecen en la gran pantalla.

Seguramente algún avispado productor cogerá la idea y la llevará al cine, y yo seré la primera interesada en visionar esta apasionante historia. :)

Noticia en El comercio digital.com
Noticia en La voz de Avilés

Lilas

Hablando con amigas, me he dado cuenta de que no soy la única que cae subyugada ante el aroma y la belleza de las lilas. De casualidad di con estos arbustos cerca de mi casa.




sábado, 11 de abril de 2009

El bosque de Cebrián primer aniversario

El 28 de febrero de 2009 nos volvimos a reunir en Riba de Saelices (Guadalajara) para conmemorar el primer aniversario de El bosque de Cebrián. En esta ocasión, se daban los premios del I Certámen de Relatos Cortos "El bosque de Cebrián". Hasta allí nos dirigimos una vez más en el coche de Juan Carlos-Júcaro- con otros dos rosaventeros de pro: Eva y Enrique.

Este año había menos niebla, pero en cambio el grajo volaba bajo, con lo que hacía un frio del carajo. No salió el sol en todo el día, así que la maravillosa organización tenía preparada en la plaza del pueblo un estupendo chocolate caliente con bizcocho casero para que los recién llegados fueran entrando en calor y desentumeciéndose del viaje (mi amigo Luis, de El abrazo del Oso, fue el encargado de portar desde Madrid los bidones de chocolate).

Una vez dado besos y abrazos a los amigos del año pasado, y a otros de más tiempo, nos dirigimos al salón de actos, donde se haría la entrega de premios. La organización de El Bosque fue hilando cada intervención, a la vez que iban proyectándose en una pantalla imágenes de bosques y del año pasado con frases hermosas, sin faltar el acompañamiento de los tres músicos (saxo, guitarra y flauta) que fueron tocando esas melodías del programa que nos llegan al alma.
Silvia y Juan Ignacio fueron los encargados de entregar los premios al ganador y finalistas, y Celso nos leyó un fragmento de su relato "Evangelina"

Relato ganador: Evangelina, por Celso María González (en pdf)
Relato "Evangelina" en audio, por Charo-Gwendal (botón derecho, guardar destino como...)


En todo momento, mencion y recuerdo para nuestro adorado Cebri, todo el tiempo presente en nuestras mentes y corazones. La organización le regaló a Silvia un hermoso cuadro, que contenía el emotivo texto: "Sigues siendo luz querido maestro, sigues siendo guía, y seguirás por siempre siendo nuestra bandera azul y verde, o de mil colores, como nos enseñaste a ver la vida"

Los estupendos músicos que amenizaron la entrega de premios

Yván y yo le pedimos prestado a Silvia el hermoso cuadro anteriormente mencionado

Después todos los coches al merendero

Varios rosaventeros nos animamos a subir hasta la Atalaya que hay al lado de la Cueva de los Casares, junto con tres miembros del equipo: Carlos Canales, Jesús Callejo y Juan Ignacio Cuesta

La vista del merendero y el entorno natural desde la subida

Desde la atalaya, pudimos divisar un estupendo paisaje, respirar aire puro y echar unas risas contando anécdotas varias. Fue un momento mágico

Yván, como buen aventurero y chicarrón del norte, ni corto ni perezoso se subió al borde de la atalaya para sacar mejores fotos



Una vista de donde se plantaron los árboles el año pasado. Aunque parezca algo yermo, Adena nos confirmó que el 70% de las especies han sobrevivido, así que será cuestión de esperar unos años para verlo algo más poblado y verde, pues las sabinas, encinas y quejigos crecen lentamente

Bajando de la colina de la cueva y la atalaya

Nos libramos de la lluvia, así que las mesas del merendero se llenaron una vez más de mogollón de exquisiteces, de todo tipo de viandas, ¡qué rico , ñam ñam!. La gente es que no escatima cuando se trata de compartir con otros murcielaguillos y mejillones. A departir y charlar amistosamente. Los miembros del programa, tan asequibles, cercanos y cariñosos como siempre

Para los niños, se hizo una simpática piñata, con forma de murciélago, y allí estuvieron Alejandrito y demás peques pasándoselo en grande



Me encontré por un banco del merendero esta curiosa mochila, con el lema del programa

Juan Ignacio Cuesta, cogió una vez más su guitarra, y con ese arte único, nos animó el rato con Beatles y otras estupendas canciones. También se unieron los tres jóvenes músicos




Mi grupo de amigos. De izquierda a derecha: Juan Carlos (Júcaro), Eva, Yván, Edu, Mª Eugenia y Enrique. Faltan algunos, pero esta es una foto representativa de la comitiva madrileña y vasca

Como hacía tanto frío, no me quité el abrigo ni la bufanda en todo el día, así que no pude lucir la camiseta que se había realizado para la ocasión, con el logotipo de una rosa de los vientos, las palabras "Fuerza y Honor", y la firma de la organización www.bosquecebrian.es, así que cuando llegué a casa me quité las capas de ropa y me saqué esta foto para que conste que llevaba por dentro y por fuera el espíritu rosaventero :)
Repartieron libros del certámen, que por cierto tiene un diseño precioso, con la foto de un bosque en tonos anaranjados-dorados, y aproveché para que me firmaran en él.

Como el día era frío, la jornada no se alargó demasiado, recogimos como a las 16:30, y nos dirigimos al bar del pueblo, donde teníamos pagado por la organización un café.
Una jornada estupenda, gracias al espíritu inquebrantable y leal que nos une a todos en torno a Juan Antonio y el programa. Un día alegre y bonito, para recordar y volver a repetir el año que viene.
Mis felicitaciones desde aquí a todos los que contribuyeron a que ese día fuera tan maravilloso. ¡Fuerza y Honor!


Fotos con los miembros del equipo de La Rosa de los Vientos

A Fernando Rueda y a Martín Expósito no les pillé, pero también estuvieron. Únicamente eché en falta en esta ocasión a Raúl Shogun

Con Bruno Cardeñosa


Con Silvia y Alejandro, que cada día está mas grande y guapo. Por cierto, Alejandro cogió la cámara de fotos de Yván y Eva y nos dejó alucinados con las instantáneas que nos sacó: tan pequeño y con ese pulso

Con Carlos Canales, que parece ser que sí existe :)

Con nuestro querido druida Jesús Callejo

Eva y yo con Fray Juan Ignacio

Con el único miembro del programa que aún no conocía, el amabilísimo y maravilloso crítico de cine Jose Manuel Escribano
Fotos de Mª Eugenia, Eva e Iván.

Otras crónicas de rosaventeros:

Para más información, pasarse por el grupo de facebook "Proyecto Bosque de Cebrián", la web de la Asociación Cultural Juan Antonio Cebrián y la pagina oficial de Juan Antonio Cebrián

  • El Bosque de Cebrián en la Wikimapia, por cortesía de Ernesto Contreras. Se puede ver la localización exacta con coordenadas (si se pulsa dentro aparecen más detalles).

El Bosque de Cebrián en este blog:

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...