miércoles, 15 de septiembre de 2010

Cómo te llaman en urgencias

El mes pasado tuve que acercarme al hospital porque me dio un dolor muy fuerte en el pecho. Pienso si ir al de la Seguridad Social que está al lado de casa, o gastarme un pastón en taxi yendo al de mi sociedad privada, donde otras veces me atienden muy rápido y no escatiman en pruebas. Decido lo segundo.

No voy a quejarme de cómo fue la atención, que no supieron decirme de qué era, que no me dieron ni informe y mucho menos ninguna solución ni consejo (además de tener que quitarme yo sola las pegatinas del electro antes de irme). Esto no sé si será una mala gestión veraniega, pero me voy a centrar en otro tema.

Al llegar y entregar en recepción mi tarjeta sanitaria, me dan una serie de pegatinas iguales, con todos mis datos personales, código de barras, teléfono, dni, nº de póliza, fecha de nacimiento y un extraño código: MM322. Bueno, pues me voy a la sala de espera, y resulta que hay dos monitores, uno para las consultas externas, y otro para urgencias, algo que ya te despista, porque no sabes en un primer momento a qué pantalla mirar: tanto el texto como los colores de la interfaz son algo confusos para visualizarlo bien.

Luego, me doy cuenta de que no hay una enfermera que vaya llamando a las personas, ni siquiera un sistema de megafonía normal. Tengo que estar pendiente del monitor de urgencias, donde no soy Periquita Pérez de los Palotes, sino MM322. Allí van saliendo además diferentes temas, que si triaje, que es la primera clasificación que hacen, los boxes donde te atienden, de manera que sale una voz robotizada-metalizada de vez en cuando avisando al paciente de que le toca, pero con su código raro.

Me parece demencial que estando ahí muerta de dolores, que incluso allí mismo me volvió a dar el jamacuco, tengan un sistema así de impersonalizado, es vergonzoso que te tengas que aprender que eres el "MM322", mirar continuamente el papel porque se te olvida, estar pendiente de los monitores y a a ver a qué sala o lugar te envían.
Y claro, el MM322 permanece bastante tiempo activo, incluso cuando has vuelto de alguna de las salas, con lo que despista y piensas: "¿me estarán llamando para lo siguiente?".

Al fin y al cabo yo estoy familiarizada con la informática e iba acompañada, pero se me caía la cara de vergüenza al ver a las personas ancianas que había allí con sus maluras, que no se estarían enterando de nada.

Me gustaría saber quién fue el equipo informático que aceptó programar semejante sinsentido, y el genio del hospital (el cliente) que impuso que se fuera llamando así a la gente en urgencias, de esta manera impersonalizada, poco práctica, complicada y absurda.

8 comentarios:

  1. Hola! Pues sí que es vergonzoso la verdad, eso debe de ser nuevo porque yo antes tenía privado y te llamaban por el nombre, como debe de ser.
    En la seguridad social no está mucho mejor, porque por lomenos en el centro que me toca a mi no llaman a nadie sino que cada uno tiene que estar pendiente de detrás de quién va, sólo que yo le suelo pedir a la enfermera que cuando me toque me llame por el nombre si no le importa, hacen tan difícil lo fácil!
    De todas formas yo casi siempre voy pagando a un médico que tengo enfrente del portal de casa, me cobra 30 euros pero me atiende rapido y bien, y por suerte mis problemas son catarros, asma y cosas así para los que necesito medicamento con receta, un besito! :*

    ResponderEliminar
  2. Hola Vir, pues lo normal es lo que dices tú, que te llamen por el nombre.

    Lo de tener que pagar a un médico privado, teniendo seguridad social lo entiendo, porque se eternizan para atenderte en esas pequeñeces, pero para eso me gasto la pastaza en el seguro privado, para esas cosas que no son de morirte pero que te pueden causar muchos problemas.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Pues es que a mí me salía más caro tener seguro privado que pagar en invierno de vez en cuando la consulta, porque además en el seguro que yo tenía, y creo que con todos pasa igual, te comprometes anualmente, no puedes darte de baja antes del mes de diciembre de cada año y a mí no me convencía comprometerme de esa manera, pero bueno que todo es muy mejorable está clarísimo, chao guapa :*

    ResponderEliminar
  4. Claro, hiciste tus cuentas y viste lo que más te compensaba. Yo es que tengo la sociedad médica desde el año 1997, y el tema de la permanencia no me preocupa, sino la cuota y otros aspectos.
    Gracias por pasarte, besitos wapa :*

    ResponderEliminar
  5. El hospital al que yo voy es exactamente igual, pegatinas con códigos, monitores, sala de triaje, boxes, "U"s... aunque de vez en cuando sí que sale algún encargado que se da una vuelta por las salas de espera llamando de una lista a personas que no han acudido al monitor.

    La primera vez confunde, pero luego te acostumbras.

    Lo que más me mosquea es que te atiendan metiendo datos en el ordenador y leyendo de la pantalla. Es como si estuvieran metiendo tus síntomas en una especie de buscador Google médico y leyendo lo que sale.

    ResponderEliminar
  6. No os cuento el día que perdieron a mi madre porque parece de una película de Berlanga. Por desgracia he estado muchísimas veces en urgencias, si a veces el caos deja de serlo es por el esfuerzo personal de alguien, no porque los sistemas funcionan. Como tu dices miles de euros y cuando ves los programas son para el spectrum como mucho.

    ResponderEliminar
  7. Paco, te creo perfectamente con lo de tu madre, es terrible. Ayer me tocó pasarme la noche en urgencias y también me "perdieron". Cuando me llevaron a hacer una radiografía en una silla de ruedas, no había nadie que me retornara a la sala. Avisé varias veces y nada, así que me levanté y me fui andando. Cuando me vieron de nuevo en la sala de urgencias, pensaban que me había ido, que no podían creer que nadie me hubiera traído de vuelta.

    Es cierto que si las cosas funcionan, es porque hay alguien que se desvive, porque el sistema tiene agujeros por todas partes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Eso de los códigos es para facilitar el papeleo "dentro" del hospital. Lo malo que es por "fuera" las personas se sienten desnaturalizadas como seres humanos, sin identidad. Nada más impersonal que referirse a un paciente, como "el del 517", "el de la colonoscopía"...
    Pero complicado cambiar eso.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...