domingo, 16 de octubre de 2011

La belleza siempre subsiste en el recuerdo

Mi cuerpo griposo pedía un clásico la noche del sábado, y puse "Esplendor en la hierba" ("Splendor on the grass", Elia Kazan, 1961).

Aunque la había visto ya un par de veces, y se desarrolle en otra época, un nudo en la garganta va poniéndose a medida que transcurre la cinta. Le pasará lo mismo a quien haya tenido una juventud muy marcada por los padres, y a quien haya vivido ese primer amor apasionado, loco, especial, entregado, único e irrepetible.

Y retumba en mi cabeza el precioso poema que aparece en la película, y que alguna noche que otra, pedían los oyentes al crítico de cine Carlos Pumares, en su mítico "Polvo de estrellas", y que él desgranaba en las ondas aquellas lejanas madrugadas de los años 80'.

William Wordsworth. "Ode: Intimations of Immortality from Recollections of early Childhood"
What though the radiance which was once so bright
Be now for ever taken from my sight,
Though nothing can bring back the hour
Of splendour in the grass, of glory in the flower;
We will grieve not, rather find
Strength in what remains behind..
Traducción:
William Wordsworth. "Oda a la inmortalidad"
Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que me deslumbraba.
Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores, no hay que afligirse.
Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo.

Natalie Wood lee en clase de literatura un fragmento del poema

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...