miércoles, 5 de septiembre de 2012

Reposa cucharas

El año pasado me quedé con ganas de comprar un reposa cucharas de cerámica para la cocina. Siempre me ha gustado tener cosas útiles y bonitas, aunque sea donde se cocina, pero al final decidí comprar unos cuencos para el gazpacho, muy bonitos y coloridos, en un puesto de artesanía procedente de un pueblo de Almería, en la feria de La Bañeza (León).

Este verano fui directamente a por el reposa cucharas, pero lo dejé en Zamora, para usarlo en la cocina de allí. Lo compré también en la feria de artesania de La Bañeza, en un puesto de Villafranca de los Barros (Badajoz), y tiene unos colores preciosos, muy vivos.

La sorpresa es que mi madre ha comprado éste para Madrid, en la última feria de Benavente. Es más clarito y en tonos azules, pero me gusta igualmente, porque eso de no saber dónde dejar la cuchara o el tenedor mientras estás cocinando, y que se quede todo pringoso, no me mola nada.


9 comentarios:

  1. Hace un par de años me pasaba la vida comprando menaje de cocina: ollas alemanas, cortadetodo de diseño, gadgets de cocina, etc.; hoy en día uso como mucho una olla expres para cocinar verduras al vapor, una sartén (la más cutre que tengo, XD), el microondas, y poco más. Creo que si tuviese sólo un cazo, un tenedor, un cuchillo, y un camping gas, me apañaría igualmente. XD

    ResponderEliminar
  2. Es diferente vivir solo que en compañía, cuando es solo tienes lo básico y práctico, cuando estás en "familia" intentas que además de tener de todo, la cocina sea bonita, al menos eso me ocurría a mí.
    Ya te veo en plan "Frank de la jungla", con un machete atrapando una serpiente y asándola con un palo en el camping gas XD.

    ResponderEliminar
  3. Sí, cuando vives en familia cuidas más esos detalles para hacer de tu hogar un lugar más acogedor. Yo al comer casi siempre fuera de casa, encargar la comida, o cocinar poco, me apaño con lo básico.

    Sí tengo mi rato exquisito casero diario, y es que bebo en copa grande, nunca uso vasos salvo si son de tubo. Me encanta beber agua o refrescos en una buena copa, lustrosa, con mucho hielo o granizado y una rodaja de lima. Sólo me faltaba el balcón o la terraza para apoyarme sobre la barandilla -con la copa en mano- contemplando el infinito mundial. XD

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ese rato exquisito está muy bien, te sabes cuidar, con esa copaza tan bien preparada sólo te hace falta el vestido de raso y el balcón, de momento te puedes asomar por la ventana :)

    Para bebidas soy maniática, tengo mi taza y siempre bebo ahí, da igual que sea agua, coca cola, horchata, zumo...Es una taza estilo como las que sacaba Pepe Navarro en "Cruzamos el Mississippi", por cierto, regalada en la Fnac por comprar libros, pone "Ana Mª Matute" jajajaja. La del pueblo es una taza amarilla de gato, el asa es la cola.

    ResponderEliminar
  5. No sabía la utilidad de estos reposacucharas ¿te lo puedes creer?
    Bueno, todos los días se aprende algo nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es útil, al menos para mí, otra persona tal vez lo verá un estorbo y preferirá limpiar la marca que deja el cubierto mientras cocinas :).
    Hoy he visto unos muy cucos en los chinos, no hace falta ir a ferias de artesanía.
    Gracias por pasarte, Towanda, abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Y es que ahora que lo he visto, me he creado la necesidad de tenerlo. Mañana mismo me compro uno.

    Un abrazo, guapa.

    PD: ¿Te presentas a los premios bitácoras.com?

    ResponderEliminar
  8. Ahhhh, yo quiero uno bien grande. Odio ensuciar la mesada con las cucharas de madera que uso para cocinar. ¡Super práctico!

    ResponderEliminar
  9. Seguro que en Uruguay sí hay reposachucharas, y sino, avisa que te envío uno :)

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...