miércoles, 10 de febrero de 2010

Saramago opina sobre la burocracia

Toda la burocracia, toda la jerarquía es falsa. Se trata de un sistema por el que yo acepto que una persona determinada es un superior mio, y esto lo aceptamos como una condición misma del funcionamiento de la sociedad. Si pensamos en nuestra relación con el poder, ya sea el de Dios o el de la policia, vemos que nos acomodamos a su nivel de autoridad, de forma que se supone que el superior ejerce una autoridad sobre todos los demás, y cada nivel inferior la ejerce sobre otro más inferior. Bueno, si lo vemos con una mirada crítica, todo esto es falso.

Extraído de:
http://saramago.blogspot.com/2005/01/burocracia-jerarqua.html

4 comentarios:

  1. Esa jerarquía es necesaria para sacar un acuerdo donde habría desacuerdo en el caso de una democracia real. El problema es que los que son alzados jerárquicamente para una determinada función a menudo extieden su poder y aprovechan su puesto jerárquico para ejercer de forma dominante en otros aspectos.

    Soy antijerarquías, pero no veo otra alternativa natural, salvo que nos vayamos a jerarquías pequeñas, fácilmente derrocables si se descontrolan, de microcomunidades.

    ResponderEliminar
  2. No creo que sea necesaria la jerarquía, siempre trae abusos de poder, y lo que dice el mini artículo, ¿por qué yo estoy en escala inferior a otro/s? Sencillamente porque nos da por aceptarlo. No te engañes, la democracia real no existe ni ha existido nunca. Para lograr romper con todo esto, se tienen que hacer propuestas diferentes; el mundo tal y como lo entendemos seguirá siendo absurdo e injusto si continuamos dándole vueltas a que sólo existen los modelos x, y, z.

    ResponderEliminar
  3. Si no me engaño. Sólo digo que las jerarquías son inevitables, existen en todos los aspectos de la naturaleza. Si todos fuéramos altruistas y piadosos no harían falta las jerarquías, pero paradójicamente, a la vez tampoco serían tan dañinas.

    Y entiendo en este caso utópico una jerarquía como una posición de decisión sobre aspectos para beneficio de la comunidad.

    El ejemplo más claro de la aceptación de las jerarquías por la gente son las situaciones de emergencia o peligro.
    Hay ladrones o tribus rivales peligrosas merodeando, entonces un grupo acaba especializándose en la defensa y pasa a ser más fuerte que los demás. Ya pueden usar su fuerza para algo más que defender a su pueblo.

    Otro caso: la escasez de alimentos. A veces uno pierde su cosecha y necesita tener un seguro, un fondo común. O tiene vecinos muy hospitalarios (que hayan tenido más suerte) o se propone crear un fondo de alimentos de larga duración colectivo para tener una reserva. El que custodia ese fondo puede desviar más parte para él y para los suyos, hasta llegar a creer que es suyo. Así ocurre con los impuestos. Muchos políticos se los gastan como si fueran suyos en lugar del pueblo.
    Cuando las cantidades son grandes nadie ajeno al poder puede llevar las cuentas ni comprobar la veracidad y justicia de los gastos.
    Robar un poquito de una gran cantidad apenas se nota... salvo porque son muchos los que roban.

    Un mundo sin jerarquías es una utopía, y no lo digo porque sea partidario de las jerarquías, sino porque hasta en lo más nimio siempre alguien gana una posición más ventajosa.
    Por eso, en cuanto a lo que el colectivo se refiere, repito, lo menos dañino considero que son las microcomunidades. Donde el potencial de crecimiento de poder y riquezas es limitado, y por tanto el derrocamiento de un líder más asequible.
    Aunque volvemos al problema del principio. Las microcomunidades tendrán otras comunidades vecinas, con problemas que les afecten globalmente, y alguien deberá tomar las decisiones, algunas cabezas se izarán por encima de otras.

    Pero es más sencillo que todo esto. Sólo con ver a millones de personas berreando por un futbolista o cantante que no les da de comer, está todo dicho.

    "Todo el mundo dando palmas" y los borreguitos dan palmas muy contentos. ¿No es esto una jerarquía? ¿No es igual en deporte, música o política?

    Y luego está al que todo esto no le hace ni fú ni fa pero se tiene que comer el atasco de los que van al concierto, y se tiene que tragar las leyes de un gobierno que no ha votado, y pagar impuestos que se emplean mayoritariamente en cosas que él no necesita ni directa ni indirectamente... pero que les vienen muy bien a otros.

    Aunque a veces tiene contratiempos que sólo el fondo común, administrado por el gobierno que sea, puede solucionar.

    ¿Cuál es tu sistema sin necesidad de jerarquías? (pero siendo realistas con la psicología de los seres vivos, y sin el viejo truco de implicar jerarquías llamándolas de otra forma ;D)

    ResponderEliminar
  4. Me has dejado knockeada con tu meeting, Herel. Yo creo que el artículo hablaba de jerarquías en la burocracia, no a niveles de conformación de toda una sociedad ni de formas de gobierno, sino más bien a por qué la policía tiene cierta autoridad, o por qué tu aceptas que tu jefe en el curro es "superior" a ti.

    Si yo tuviera la solución para este caos mundial, lo primero es que no lo diría por aquí. Bien recuerdo los consejos de mi querido Carlos Pumares, que se quejaba de que una idea brillante expuesta de manera gratuita, enseguida sería copiada y arrebatada por otros, sacándole dinero, así que "chitón" (parece que a él le había ocurrido bastantes veces, y ya decía que sólo hablaría cobrando :P).

    Es absolutamente utópico pensar en una sociedad igualitaria, piadosa y altruista, como tú comentas, pero sin las utopías, no se podría vivir, son las que ayudan a sobreponernos a las decepciones cotidianas.

    Respecto a cuándo y cómo se consiguió un sistema sin jerarquías, ya te he comentado otras veces las comunidades catalanas anarquistas durante la Guerra Civil española.

    Si quieres leer un poco, aquí te dejo un enlace: Revolución de 1936
    Extractos: "La mayor parte de la economía Española fue puesta bajo el control de los trabajadores; principalmente en áreas anarquistas como Cataluña, este fenómeno llegó al 75% del total de la industria, pero en las áreas de influencia socialista la tasa fue bastante menor. Las fábricas fueron organizadas por comités de trabajadores, las áreas agrícolas llegaron a colectivizarse y funcionar como comunas libertarias. Incluso lugares como hoteles, peluquerías, y restaurantes fueron colectivizados y manejados por sus propios trabajadores.

    Las comunas fueron usadas de acuerdo al principio básico de "De acuerdo a su habilidad, a de acuerdo a su necesidad". En algunos lugares, el dinero fue totalmente eliminado, para ser reemplazado por vales. Bajo este sistema, el costo de los bienes fueron con frecuencia un poco más de un cuarto del costo anterior"


    Me quedo con una frase que he leído hace unos días de Antonio Muñoz Molina: "A mí, las ideologías como explicaciones totales del mundo me producen mucha desconfianza. En la vida diaria, el amor está por encima de todas las ideas"

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...