martes, 6 de mayo de 2008

Por Somosierra

Sábado con cielo encapotado, pero un calor que volvió a hacer estragos en las blanquitas pieles de los senderistas. Bonitos paisajes y una quietud que era de agradecer.

Pasando el río al principio de la excursión

Paisaje de las montañas con flores amarillas

Preciosos caballos que se acercaron mientras comíamos en la pradera

Puerta hecha con un trillo en Horcajuelo de la Sierra (Madrid)

4 comentarios:

  1. Me encanta el caballo con la "cresta" blanca, es una monada!
    qué bien respirar un poco de aire fresco de vez en cuando verdad?
    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
  2. Sí, respirar aire puro carga pilas para toda la semana :)
    Los caballitos se acercaron bastante, porque invadimos su pradera para ponernos a comer, e hicieron muy bien en no moverse :-)

    ResponderEliminar
  3. Detalle precioso del paisaje...
    O mas bien son ellos el paisaje :)))))

    ResponderEliminar
  4. El paisaje es todo, el conjunto, aunque los caballos dan un toque muy bonito y tierno :-)

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...