martes, 30 de noviembre de 2010

Por tierras sorianas

Segunda salida de senderismo en un año, a la región soriana más cercana a la provincia de Madrid. Aunque anunciaban ola de frío polar, la verdad que se soportó bien la temperatura, debido a que lucía el sol y no había viento. Hubo tramos donde incluso anduve con la chupa quitada, y lo más importante, en los 18 kms no me dolió la rodilla.
Estreno botas nuevas, después del desastre de la vez anterior

Comenzamos la ruta en Valderromán, entre encinas y sabinas. Esta encina tiene más de 800 años, y un perímetro de 5,19 metros; dos personas abrazando el tronco apenas llegaban a tocarse con las manos

El camino discurría por un terreno de aspecto prehistórico y pedregoso. Esto es un majano, piedras que se encuentran los agricultores al arar la tierra, y que van amontonando fuera. Es un escondrijo estupendo para conejos, roedores, buhos y demás bichejos

El castillo de Caracena, una majestuosa fortaleza derruida que debió tener su importancia en la época medieval

El impresionante cañón de Caracena, al lado del castillo. Se cuenta que el nombre de Caracena proviene de la época de Almanzor, cuando un caudillo árabe que acampaba por estas tierras, al ser sorprendido por los cristianos en plena cena, exclamó: "¡Cara cena nos costó!"

Iglesia románica de San Pedro, en Caracena, del siglo XII

No podía faltar en mis reportajes fotográficos, el perrito del día, uno precioso que había a la puerta de una de las casas del pueblo, con una mirada llena de bondad, que se dejó acariciar como si le conociera de toda la vida

Y en la misma casa, pero en la ventana, un gatito adorable que también se dejó acariciar mimoso y no paraba de jugar tumbado patas arriba

A la salida del pueblo, el puente de los Cantos. A partir de aquí ya vamos caminando siguiendo el curso del río Caracena

Momento de muñonería total: la gente agobiándose para cruzar el río, que era muy estrecho y tenía piedras donde apoyar los pies. La verdad que soy un poco malévola, estaba deseando ver cómo se caía alguien :P

El agua cristalina del río ¡qué relax!

A medida que avanzamos al lado del río, van apareciendo estos enormes cortados. Eché de menos no ver buitres
 

Finalizamos la ruta en Tiermes, donde visitamos el yacimiento arqueológico celtibérico y romano. Los más atrevidos se metieron linterna en mano por lo que fue parte del acueducto, yo me limité a dar la vuelta y mirar las paredes excavadas, de color rosáceo, que en palabras de algunos compañeros, se parecían bastante a las de Petra

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Sobre el dormir y engordar

Mi único vicio es dormir, así que me queman ciertas personas de mi familia cuando dicen que por dormir muchas horas, engordo. He aquí la prueba de que no es así:

Quienes duermen menos tienen más riesgo de ser obesos
Aunque popularmente se relaciona el dormir pocas horas y mal con la pérdida de peso, resulta que es todo lo contrario: quienes duermen menos de cinco horas, generalmente por problemas de estrés, suelen también comer de forma y desordenada y compulsiva. Además, al descansar durante menos tiempo disminuye la segregación de la hormona leptina, responsable de controlar el apetito, y aumenta la grelina, que hace que tengamos más hambre.

Noticia ampliada en Los Tiempos.com

Confunden a un familiar con el diablo

Resulta bastante extraña esta noticia, rarrrrra, rarrrra, rarrrrra. Anda que no hay familiares que parecen el diablo, y seguramente veremos alguno en las Navidades que se aproximan, pero no nos da por saltar por la ventana.

"Confunden a un familiar con el diablo y se tiran por la ventana"
Un extraño suceso en la localidad de La Verrière, al sur de París, se saldó con la muerte de un bebé de 4 meses y 11 personas saltando por la ventana de un segundo piso. Al parecer, los miembros de una familia de origen centroafricano confundieron al dueño de la casa con el diablo cuando se levantó a dar el biberón a su hijita. Tras atacarlo a patadas y cuchillazos, el pánico general hizo que saltaran al vacío.

Noticia ampliada en El Mundo

lunes, 15 de noviembre de 2010

Más de 100 mentiras

A escuchar esta canción, y en especial esta estrofa, cuando el día amanece gris.

"Más de cien palabras, más de cien motivos
para no cortarse de un tajo las venas,
más de cien pupilas donde vernos vivos,
más de cien mentiras que valen la pena."

"Más de cien Mentiras", Joaquín Sabina

domingo, 14 de noviembre de 2010

Douze kilomètres a pied ça use les souliers

Después de un año sin hacer senderismo, este fue el resultado tras una pequeña ruta de doce kilómetros: las botas se desintegraron. Ya a mitad de camino, la izquierda perdió parte de su suela, y al terminar estaban las dos hechas un cristo, de manera que aún puedo dar gracias a Dios de que no se me hizo un agujero que pusiera en contacto el pie con la tierra, porque no sé cómo habría podido finalizar el recorrido.

Cuando llegué a casa y las enseñé, me dijeron que eran "una mierda de botas", pero claro, me las compré en una buena tienda de montañismo y me costaron hace 8 años 72 euros, así que tan malas no eran porque han tenido su tralla, pero es como si un rayo pulverizador las hubiera alcanzado, iba dejando trozos de suela hasta por el metro :P

Y esto me recuerda a la canción infantil francesa que dice "Un kilomètre à pied ça use, ça use, un kilomètre à pied ça use les souliers" (Un kilómetro a pie, se gastan, se gastan, un kilómetro a pie, se gastan los zapatos), sólo que a saber cuántos llevaban estas botitas a cuestas.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Limpieza de SMS

A veces coges el móvil, y de la manera más tonta, te pones a enviar algún SMS. Una vez que estás en la bandeja de elementos enviados, empiezas a mirar, a borrar y a borrar. Comienzas a decir que qué hace ese mensaje ahí, lo quitas, y sigues hacia atrás, así hasta recorrer casi dos años en el tiempo. Es como un pequeño diario de tu vida, ir mirando a quién has enviado mensajes y sobre qué trataban, y después los que has recibido. Muchos no sabes ni de quién son, pues has borrado al contacto de la agenda, así que con esfuerzo, consigues recordar a duras penas qué hacía ese-a imbécil en tu vida, y le das a eliminar. 

La mayoría de las ocasiones esbozas una sonrisa, pues son mensajes que decides guardar porque provienen de amigos o familiares y el contenido es positivo y animoso, pero en otras, parece que el menú va lento hasta que te sale la opción delete.

Y no es por falta de espacio en la tarjeta de memoria por lo que tiras lastre, sino más bien porque apetece hacer limpieza. Es manía y hasta casi una necesidad mantener cierto orden en los dispositivos. Aunque estuviera hora y media y agotara la batería de ir leyendo y considerando si los quitaba o no (ya había habido en su momento una criba inicial) esto era como dar un repaso a todo para que sólo permanezcan los SMS que quieres, y no los que has enviado y recibido de personas non gratas, o los que llegan intrascendentes estilo: "ok", "ahora nos vemos", "luego te llamo".

Se me olvidaba decir que lo mejor de todo esto, es que te vas dando cuenta de que hay muchas personas que te quieren y a las que quieres, que por motivos tontos, dejas que pase el tiempo sin tener un contacto más continuado, así que fui anotando en un papel sus nombres, y me salieron trece personas para escribir un email y una para mandar un sms, cosa que hice al día siguiente.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...