lunes, 24 de diciembre de 2012

Città Vuota

Hace unas semanas, una amiga colgó una canción en su muro de Facebook. Me quedé escuchándola, y me gustó tanto, que la puse varias veces seguidas, algo que no suele ser habitual. Se trataba de Mina interpretando "Città Vuota" (versión de "It's a lonely town" de Gene McDaniels)

Mina canta "Città Vuota" (Ciudad vacía)

Días más tarde, estaba leyendo en el salón, cuando escucho un fragmento de la canción, y automáticamente levanto los ojos hacia la TV: era un anuncio. Sí, un spot de Dolce&Gabbana, de fragancia clásica para hombre y mujer. ¡Qué listos son los publicistas! Un escenario como Sicilia, rememorando "El Padrino" y la boda de Michael Corleone, una buena canción de 1963 (para qué componer algo nuevo) justo con el estribillo de más fuerza, y dos guapos modelos, como Laetitia Casta y Noah Mills, y el éxito está asegurado.

Vídeo de Dolce&Gabbana "classic fragrances Pour Femme and Pour Homme", de Mario Testino  

La verdad que me fijé más en el desconocido modelo masculino, Noah Mills, un canadiense atractivo y muy humano; justo entré a mirar su twitter un día después de la masacre de Connecticut, y tenía este emotivo mensaje: "My prayers and thoughts are with the families from Newport Ct , it is so terrible and I'm not sure how we go forward from this. Noah".
Y así es la vida, unos temas se van entrelazando con otros, la Navidad llega, atracan el Juteco del centro comercial, Sol se llena de turistas y gente que lleva a los pequeños a disfrutar de pistas de hielo y mercadillos, y la ciudad, que a veces parece "vacía o solitaria", se vuelve a llenar con la VIDA, que avanza imparable.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Taller de cápsulas de nespresso

El mes pasado fui a hacer un taller de bisutería con cápsulas de Nespresso. Había visto desde pendientes a alfileres muy bonitos, hechos con estos coloridos accesorios de la cafetera, así que me apunté y pude asistir, ya curada de la gripe que me impidió ir en octubre.

Nosotras llevábamos unas pocas cápsulas que habían podido conseguirnos unas amigas, pero afortunadamente todo estaba muy bien montado, y además de prestarnos cápsulas, nos guiaron y nos dejaron todo el material que necesitábamos para dar nuestros primeros pasos.

El taller duró una hora y media, así que fuimos un poco estresadas, "que si pásame el alicate, quién tiene el martillo, por favor un poco de alambre, me falta una arandela, déjame la aguja, ay que retuerzo esto mal, quien tiene unas tijeras...", pero bueno, al final las cosas que hicimos sin tener ni idea y en tan poco tiempo, quedaron resultonas :-)

La mesa perfectamente preparada con todo el material necesario para llevar a cabo el taller

Al final deberíamos saber hacer cosas como las de esta imagen, que tenían nuestras monitoras de ejemplo

Había de todo: cordones, cintas, enganches, bolitas, cuentas...

Este es mi puesto de trabajo, con una revista debajo para no rayar la mesa y poder aplastar a gusto las cápsulas con el martillo y golpear sin temor. Como siempre, tiendo a elegir el color morado

Mi compañera Inés, se hizo un precioso collar. Era una niña encantadora, muy activa e inteligente; una vez que me quedé atascada sin poder introducir una arandela, con decisión, cogió mi pendiente y ella se encargó de meterla con habilidad. Me preguntaba todo el tiempo si necesitaba ayuda, y le dio tiempo a hacer muchas cosas.

La muestra de pendientes que hicimos mi madre y yo, ya fotografiados en casa. Como se puede apreciar, hay formas muy variadas para hacer, y todas quedan chulas







El colgante está sin terminar, pero la "teoría" ya la sabemos

Hemos conseguido todas estas cápsulas gracias a amigas que tienen este tipo de cafetera. Ahora vamos pidiendo a la gente que no las tire y nos las dé. De momento mi madre me está llevando la delantera, y se ha puesto a hacer cosas por su cuenta, pero de aquí a unos días me sentaré tranquilamente a practicar, perfeccionar la técnica e intentar nuevos diseños

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...