lunes, 5 de noviembre de 2018

"Le Prochain", el cortometraje del año

El pasado 19 de junio de 2018 fui a la Academia de Cine de Madrid, a ver "Casi 40", de David Trueba. Fantástica película y maravilloso contar con su presencia, la de Lucía Jiménez y Fernando Ramallo en el coloquio posterior. Pero esto merece capítulo aparte.

Hoy vengo a hablar de lo que me encontré a la salida. Ya me iba, y de repente, entra un montón de gente, y pregunto: "¿Hay otra película?¿Es libre la entrada?". Me dicen que sí, y veo los ojos más negros, grandes y bonitos del cine español, a Ana Torrent, inolvidable para mí de niña en "El espíritu de la colmena", y espectadoras ambas hace años, aunque no me atreví a saludarla, en el teatro Alfil.

Ana Torrent a la entrada de la Academia de Cine de Madrid con la pantalla promocional de su corto "Le Prochaine"

jueves, 1 de junio de 2017

Jardines del Museo Sorolla

Tenía muchas ganas de pasarme por los jardines del Museo Sorolla, pues había visto fotos en el blog de mi madre @ConocerMD y en otros reportajes, y me parecía un lugar lleno de belleza y paz.

El 31 de mayo de 2016 estuve por la tarde en una visita guiada gratuita, y por fin pude disfrutar de este espacio verde dentro de la gran ciudad, en pleno barrio de Chamberí, en la calle General Martínez Campos 37 de Madrid.
Justo lo voy a postear hoy, después de un año. Aunque no he dejado de publicar en redes sociales ni en otros blogs, creo que este paréntesis temporal ha sido a causa del duelo por el fallecimiento de mi gatito Bergie; se me habían quitado las ganas de escribir en este site personal.

Éste es uno de esos lugares donde te evades de la polución, los ruidos, el ajetreo de la ciudad, y te introduces de lleno en un ambiente tranquilo y acogedor, donde poder pasear, sentarte a disfrutar del sonido del agua, leer un libro en uno de sus bancos o sencillamente, meditar.

El propio Joaquín Sorolla, llamado el "pintor de la luz", diseñó todo el trazado de los jardines de su casa, (incluidas las elección de sus especies) que rodean la vivienda, construida entre 1910 y 1911. Se inspiró en los patios y jardines andaluces, como el Real Alcázar de Sevilla o El Generalife de la Alhambra en Granada.

El jardín será el motivo de hasta cuarenta cuadros del pintor entre 1917 y 1920, alguno de los cuales se pueden ver en el Museo.

El acceso a los jardines es gratuito, independientemente de que se entre al museo o no, así que ya no hay excusa para descubrir este rincón "secreto" de la capital.

Entrada del museo Sorolla, con dos arcos de medio punto, ventanas enrejadas y un naranjo
Entrada del Museo Sorolla


Fuente antigua de mármol en el primer jardín, inspirado en los patios del Real Alcázar de Sevilla, rodeada de rosales
Fuente en el primer jardín, inspirada el Real Alcázar de Sevilla


sábado, 16 de abril de 2016

Caracol, col, col, saca tus cuernos al sol

En Madrid también hay muchos animalitos, aunque algunos sólo salen después de la lluvia de la tarde-noche, como es el caso de estos caracoles, en el borde del césped de un pequeño parquecito de Madrid.

sábado, 26 de marzo de 2016

Dulces de Semana Santa

Este año ya he comido varias tandas de torrijas, pero de leche. Al pasar por esta pastelería, estaban en almíbar, con un aspecto exquisito.
La mona de Pascua quizás me la zampe mañana, domingo de Resurrección, pero lo que llevo desde niña sin probar son los huevos de Pascua, con lo ricos que están, y la sorpresa final que siempre alegra.

Torrijas

jueves, 3 de marzo de 2016

Almendros en flor en la Quinta de los Molinos

El domingo 21 de febrero di un tranquilo paseo por la Quinta de los Molinos, pues ya me habían dicho que los almendros estaban en flor.

Efectivamente, en diferentes "finquitas" por todo el parque, aparecían los árboles con tonalidades rosáceas y blancas. Todo un espectáculo que se ha anticipado mucho a la primavera, quizás por el tiempo tan loco que tenemos y el poco frío que ha hecho este invierno.


sábado, 17 de octubre de 2015

Cortogenia 2015

La noche del 15 de octubre había estado en la Quinta de la Fuente del Berro con una amiga, y al terminar la merienda en un bar, me dirigí a la Gran Vía, al cine Capitol, donde me habían dicho que se celebraba un festival de cortometrajes, Cortogenia, y que la entrada era gratuita.

Había una cola inmensa, pero sabiendo que el cine tiene aforo para 1.500 personas, pensé que entraría, así que me puse en orden. Fuimos avanzando sobre las 21:10, pues empezaba a y media, y cuando entré me costó trabajo encontrar un hueco libre, ya que una parte eran asientos reservados y otra estaban cogidos con prendas de abrigo, de manera que si preguntaba, siempre me decían que estaban ocupados. Al final encontré una butaca entre dos grupos, y empezó la gala, con un conductor chisposo y las presentación de los cinco cortos por parte de su director/a o persona delegada para esta misión.

Aplausos, muchas risas, y comienza la proyección. Todos eran buenos, había mucho nivel, pero me encantaron especialmente los tres primeros, "Todo lo demás", sobre una pareja que va a alquilar un piso; "Portrait of a win-up maker" animación en 3D sobre un mecánico de juguetes de cuerda y "Titán", una impactante historia de un astronauta en una de las lunas de Saturno.

Después viene la urna donde depositar la papeleta de nuestro voto, para saber quién será el mejor corto del público, y ya para casa.

No estuve pendiente del Photocall, pero las chicas gritaban al paso de Hugo Silva, que presentaba su primer trabajo como director, "SuperCool".

Muy buen sabor de boca, y apostando por el cine español, que ya en cintas cortas se ve que tiene calidad. Me apunto al próximo pase.

Fachada del cine Capitol

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...