domingo, 29 de marzo de 2009

Pamplina

Lo que se conoce habitualmente de esta palabra, es lo del típico dicho "No me vengas con pamplinas", dando a entender que es una chorrada, algo de poco fundamento o un halago absurdo para hacer las paces.

Pero en este caso, he descubierto que hay algo que se llama pamplina muy rico: unas plantas que se hacen como ensalada, que crecen en el agua de los ríos o en sus riberas. Las ha recolectado un amigo de la familia en la provincia de Ávila, y las trae como un manjar, pues a veces no se encuentran fácilmente. La forma de preparación es un aliño normal, con sal, aceite y vinagre. A mí me gusta; además da la impresión de estar tomando algo muy sano y alimenticio.

Ensalada de pamplinas que me tomé hace dos días
Ensalada de pamplina

Pamplina en su lugar de crecimiento habitual, en los ríos
pamplina en el río

NOTA 12/04/2013: Cuatro años después, el mismo amigo de la familia trae pamplinas o borujas, recogidas a unos 1.500 metros de altitud, cerca del Pico Almanzor, en Ávila.

Pamplinas lavadas

La ensalada de pamplinas, con sal, aceite, vinagre y un poquito de ajo machacado. ¡Deliciosa!

9 comentarios:

  1. Jeje, a mi padre le dió una temporada, hace años, por coger pamplinas en un arroyo. Mientras, yo esperaba con la bolsa.

    ResponderEliminar
  2. O sea, que ya las conocías, qué suerte ¿te gustan?. En el río que frecuento no se dan, así que tendré que irme a alguno de Ávila :)

    ResponderEliminar
  3. En mi pueblo también las hay, yo nunca las he comido pero mi familia si. A veces no sabemos apreciar lo que tenemos a mano, y que no nos cuesta nada obtener, pero a mi el verde no me va mucho jejeje...
    FUERZA Y HONOR.

    ResponderEliminar
  4. Merengue, pues ya me dirás dónde está tu pueblo, porque a mí me encantan, y en ensalada, como explico, y con un toque de ajito machacado están buenísimas. Anímate a ver si así te gustan.

    Fuerza y Honor, guapa, besitos.

    ResponderEliminar
  5. Esta planta se da en regatos de curso lento y poca profundidad. En la zona de Béjar es muy apreciada para ensaladas añadiéndole naranja troceada.

    ResponderEliminar
  6. Hablando de dichos: "Nunca te acostarás sin saber una cosa más" aunque todavía no voy a acostarme he aprendido algo nuevo, gracias.

    ResponderEliminar
  7. De nada, Toupeiro, espero que la pruebes algún día a ver qué te parece :).

    ResponderEliminar
  8. Mi hermano que está en Béjar ( Salamanca ) me llamó hace 2 días para decirme que " estaba harto de pamplinas ". Le pregunté que es lo que le ocurría y me aclaró que un amigo le había traido una caja de pamplinas y llevaba cuatro días con pamplinas para comer y pamplinas para cenar y además encantado.
    Me explicó que de pequeños nuestra madre nos las daba pero yo ya no me acuerdo y buscando por internet es por ello que he dado con tu ensalada de pamplinas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! supongo que en la zona de Béjar también hay bastantes pamplinas, no lo sé, pero los ríos son cristalinos, como los de Ávila (de donde proceden las del plato), y ello propicia su crecimiento.
      Si no las pruebas desde pequeño, dile a tu hermano que te envíe unas pocas, seguro que puede ser una estupenda experiencia volver a comerlas, quizás el sabor es un sentido que te puede transportar a tu infancia :-)
      Saludos.

      Eliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...