martes, 6 de diciembre de 2011

Documental de George Harrison

Hace poco más de dos semanas que batí mi récord sentada de una butaca de cine: tres horas y media. El documental sobre la vida de George, mi beatle favorito, merecía ese no saber ya en qué postura ponerme, aún contando con un intermedio de cinco minutos, algo que no había vivido tampoco en ninguna sala, en este caso el cine "Golem" de Madrid (antiguo "Alphaville", referente del cine de V.O. en la capital).

"George Harrison: Living in the material world", dirigido por Martin Scorsese, es un deleite para aquéllos que somos beatlemaniacos acérrimos, pues van sucediéndose fotos y vídeos sobre su figura, material alguno conocido pero otro inédito, cartas que envió, entrevistas con personas muy allegadas, con los otros miembros de los Beatles que aún viven, con sus dos esposas, su hijo, hermanos, componentes de los Monty Python, músicos y en general amigos y amigas, gente que estuvo muy cercana a él, pues parece ser que tenía el don de juntar a personas de mundos diferentes, él era el catalizador para que pudieran estar reunidos personajes tan variopintos.

La primera parte del documental, narra desde su nacimiento en 1943 hasta el final de su etapa con los Beatles, y la segunda, desde este momento hasta su fallecimiento en 2001.
Quizás lo que me resultó más pesado fue la continua aparición de Ravi Shankar, su maestro indio del sitar, pero es comprensible que tenga su importancia, ya que éste y el Maharishi le influyeron mucho en su parte espiritual, su interés en la meditación y en el afán de trascender, quizás chocando con otras características "más terrenales", como su tremendo sentido del humor, su pasión por la vida, por la música, las mujeres o el mundo del motor.

Cartel publicitario de "George Harrison, living in the material world" en la cristalera del cine Golem
De todas maneras, no se la recomiendo a la gente que no sea fan de los Beatles. En el cine, cuando salían sus temas, había como un movimiento de cuerpos y pies del público, y es porque quitando alguna de su etapa en solitario, conocíamos todas las canciones, y así se disfruta más. Las tres horas y media no creo que las aguante cualquiera que no cumpla la condición de beatlemaniac@ :-p.

2 comentarios:

  1. ¡Qué grande era George Harrison! en mi opinión el más talentoso de los Beatles y el que mejor se desenvolvió después en solitario; no me sorprende que sólo le dejaran componer una canción por disco. Tampoco me sorprende que el abuso de Shankar en el documental pueda resultar duro, aunque no deja de ser una gran oportunidad de ver a un maestro. El tándem Scorsese y Harrison promete (desde luego más que Scorsese y di Caprio), espero estar aún a tiempo de ver esta joya. Gracias por la información!!! Sigo navegando por tu matrix particular, muy intereante.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, Jorge, para mí siempre será un grande (anda por cierto, eres tocayo en español :P). Lo de que solamente le dejaran componer una canción por disco supongo que es porque él mismo no se sentía seguro de sus temas en aquella época, era el más joven y el arrollador duo McCartney-Lennon era díficil de "parar". A mí Scorsese-Di Caprio me gustaron mucho en "Infiltrados". Acabo de mirar la cartelera y ya lo han quitado del cine Golem, pero siempre lo podrás conseguir por otras vías ;-)
    Gracias por tus palabras de ánimo, y encantada de que te pases.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...