miércoles, 30 de abril de 2008

Ingrata vejez

Hace unas semanas leía asombrada esta noticia:

"Francis Tovey, un inglés de 81 años, se ha quitado la vida ayudado por un robot 'suicida' que él mismo construyó siguiendo las indicaciones que encontró en Internet. El mortífero artilugio contaba con una pistola con cuatro balas que podía dispararse varias veces activada por control remoto. Tovey no soportaba la idea de acabar en un asilo".
Ampliar noticia

Días después veo este enorme cartel colgando de la fachada de un edificio del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, cuyo slogan es: "Ningún anciano volverá a sentirse abandonado".

Inserso CartelLa pregunta es, si es un país como Australia (donde vivía el protagonista de la noticia), que nos debe llevar años de ventaja en ayudas sociales, ocurre lo que ocurre, ¿qué pasará en España?. No sé qué medidas tienen pensadas para que los ancianos se sientan atendidos y acompañados, porque este cartel me suena una vez más a propaganda barata y oportunista.

7 comentarios:

  1. Así es, los ancianos piden compañía, eso les da calidad de vida, porque de otra forma pierden contacto con la realidad, ... Cuando esa publicidad entre en la cabeza de familiares y amigos de las personas desfavorecidas, llegaremos al mundo de la utopía. El egoismo es la regla, la generosidad la excepción.
    Besos: oirasor

    ResponderEliminar
  2. Ya no es que entre en la cabeza de familiares y amigos, sino que puedan cuidarlos, no dan ayudas para ello. La gente joven se tiene que ir al trabajo, y a ver como atienden a sus mayores. Es todo muy complicado, y sobre todo pienso en el medio rural, no sé qué medidas toma el Ministerio éste, pero allí ves a los ancianos bastante más desvalidos que en la ciudad, porque ni siquiera están cerca los hijos, aunque todos tengan necesidades.

    ResponderEliminar
  3. Soy una persona muy critica con las culturas que nos obligan a compartir nuestros cobardes politicos....Pero dire algo que creo que aunque les llamen pueblos atrasados aun guardan una nobleza que nosotros hemos olvidado :(
    Cuando llegan a nuestro pais,sobre todo africanos, deploran por completo el como tratamos a nuestros ancianos...Ellos aun conservan ese respeto que nosotros hemos perdido hace mucho...

    ResponderEliminar
  4. Elroy, también las culturas orientales guardan especial cariño y respeto a sus mayores, pero hay que reconocer que en la vida occidental que estamos inmersos, es complicado hacerse cargo de los mayores: apenas kedan horas del día libre para uno mismo-a, con lo cual dedicar la jornada al ancian@ se hace difícil. Por eso vemos tantas latinoamericanas paseando viejecill@s, a los hijos-as no les queda más remedio que pagar para que hagan las funciones que en otros tiempos realizaba la familia.

    ResponderEliminar
  5. Tienes razon bella amiga,por desgracia es asi...
    Pero yo me pregunto...Y tambien me respondo, que nuestros mayores pasaron por estas dificultades tambien no?
    Y sin embargo nos tuvieron, nos criaron y nos educaron :))
    No se quejaron e hicieron todo lo que podian por nosotros...
    No creo que la forma de pagar tanto sacrificio sea encerrarlos en residencias, y sobre todo, olvidar la sabiduria que pueden ofrecernos :)

    ResponderEliminar
  6. En Suecia (país occidental aunque infinitamente mejor que España en atención social) la cosa está montada de diferente manera. No hay tantas residencias, si es que las hay. Se lleva mucho más el que exista personal que viene a domicilio.

    ResponderEliminar
  7. En eso si que me atrae de Suecia, BertilM, las ayudas sociales. Anda que no nos queda camino por recorrer, pero ya se sabe, un pais que no ha tenido guerras desde hace mucho tiempo, ni dictaduras, siempre avanza más rápidamente.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Mi Matrix Particular. Te esperamos pronto.

Comparte

© Trinity

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...